feb
27

¿Por qué es importante la fonología?

Publicado en categoría Conciencia Fonológica

Tomado de Carrillo, M., Alegría, J. (2009). Exploración de las habilidades fonológicas en escolares disléxicos: teoría y práctica. Revista de Logopedia, Foniatría y Audiología, Vol. 29, Nº. 2, 115-130

¿Por qué es importante la fonología?

Las palabras escritas están constituidas por signos que representan la lengua en su dimensión fonológica: sílabas, fonemas, acentuación, etc., y para aprender a leer hay que entender la relación que existe entre las unidades del lenguaje escrito, denominadas grafemas, y las unidades de la lengua oral, los fonemas. La comprensión de esta relación exige por parte del aprendiz la toma de conciencia de la estructura fonológica de la lengua (conciencia fonológica). No se trata meramente de distinguir entre /pato/ y /gato/, hay que ser capaz de reconocer explícitamente que estas palabras poseen dos sílabas, cada una formada por dos fonemas y que sólo el fonema inicial difiere. Son muy numerosos los datos empíricos que muestran que las habilidades metafonológicas están fuertemente ligadas a la adquisición de la lectura (Morais, 1991). Algunas la preceden en su desarrollo, por ejemplo la conciencia silábica, otras aparecen solamente cuando el niño comienza a aprender a leer, como es el caso de la conciencia fonémica (Carrillo, 1994; Carrillo y Marín, 1996). La relación entre habilidades metafonológicas y lectura ha sido establecida en estudios longitudinales y de entrenamiento que demuestran su carácter causal (Carrillo, 1993; Defior y Tudela, 1994; Domínguez, 1996). En la práctica, esto nos lleva a considerar que las habilidades metafonológicas tienen que ser evaluadas de manera precisa, puesto que constituyen, potencialmente, una explicación de los problemas de adquisición de la lectura en la medida que afectan a uno de sus aspectos específicos esenciales: la identificación de las palabras escritas. La actividad metafonológica, indispensable para adquirir mecanismos adecuados de identificación de palabras, se realiza sobre las representaciones fonológicas de éstas. Por lo tanto, los problemas metafonológicos podrían ser el resultado de una baja calidad dedichas representaciones o dificultades para acceder a las mismas. En realidad, la fonología es una noción multidimensional que encierra todas las competencias en relación con el procesamiento de los sonidos del lenguaje (Alegría y Mousty, 2004). Así por ejemplo,forman parte de la fonología la discriminación de fonemas (lo que nos permite distinguir entre /pato/ y /gato/), el acceso a las representaciones fonológicas de las palabras y la recuperación de éstas (lo que nos permite usarlas para hablar). A ello se agrega la memoria de trabajo, función indispensable para comprender el lenguaje tanto oral como escrito y que utiliza representaciones fonológicas como soporte de su actividad. Es importante añadir que estos diferentes aspectos de la fonología no son específicos de la lectura y que toda deficiencia en alguno de ellos se podrá manifestar también en la lengua oral. Los trabajos empíricos al respecto han mostrado que es así como ocurre, pero que las deficiencias fonológicas no específicas son tenues y no interfieren aparentemente en la comunicación oral ordinaria. Así por ejemplo, Manis, McBride-Chang, Seidenberg, Keating, Doi, et al. (1997), aplicando una tarea de repetición de palabras monosilábicas presentadas a diferentes intensidades, mostraron que un tercio de los disléxicos examinados necesitaban intensidades considerablemente más altas que los otros para alcanzar el mismo nivel de precisión (ninguno de ellos presentaba deficienciasauditivas). Esto indica que al menos algunos disléxicos presentan problemas sutiles de percepción del habla (v. también, Richardson, Thomson, Scott y Goswami,2004; Serniclaes, Sprenger-Charolles, Carre y Demonet, 2001; Werker y Tees, 1987). Evidentemente un problema de procesamiento del input fonológico tendrá consecuencias en la calidad de las representaciones almacenadas en la memoria léxica y será observable probablemente en la producción del habla. Por otra parte, la realización de tareas que requieren el acceso a las representaciones fonológicas de las palabras ha revelado también un déficit en algunos disléxicos (Swan y Goswami, 1997b). Por ejemplo, los disléxicos son más lentos que los lectores normales en tareas de denominación rápida de imágenes (Bowers y Wolf, 1993; Wolf y Bowers, 2000) y también son menos productivos en tareas de fluidez verbal, en las que se les pide que digan en un tiempo fijo tantos nombres como puedan, pertenecientes a un campo semántico (p. ej., nombres de animales), o definidos fonológicamente (p. ej., nombres que empiezan por /s/) (Maillart, Van Reybroeck y Alegría, 2005).

Tag: :, , , , , , ,


Dejar un comentario

© Copyright EIDDEA . All rights reserved.
Original theme Wordpress designed by ThemesGuy, modified by Jose A. Ruiz